CONSULTA DE DIETETICA Y NUTRICIÓN

Una alimentación es sana y equilibrada si aporta cada día los nutrientes necesarios en las cantidades y proporciones adecuadas. El equilibrio se establece desde el punto de vista cuantitativo (cantidad) y cualitativo (calidad).

Sabemos que a través de los alimentos, recibimos los nutrientes que nuestro organismo necesita. Pero también que el exceso de unos y la falta de otros produce desequilibrios y trastornos diversos.

Alimentos que debemos aumentar su consumo.- Cereales, ensaladas, verduras, frutas, legumbres, frutos secos y pescado.

Alimentos que debemos limitar su consumo.-Carnes, huevos, chocolate, embutidos, fiambres y fritos.

Alimentos que debemos evitar su consumo.- Azúcar refinado, grasas animales, Pastelería industrial, bebidas excitantes, refrescos azucarados, bebidas alcohólicas y dulces.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que en los diferentes periodos de la vida (lactancia, infancia, adolescencia, edad adulta y mayor) en otras circunstancia como en el embarazo, en la menopausia, o deportistas. Los requerimientos nutritivos serán diferenciados y por lo tanto hay que saber adaptar la alimentación a cada una de estas situaciones.

La dieta mediterránea

Uno de sus encantos es la variedad de los alimentos que incluye, lo que se ha llamado: "Un poco de todo y un mucho de nada".

No obstante, a pesar de esta máxima, podemos decir que existe  una trilogía mediterránea, constituida por:

El trigo - La vid  -  el olivo

La dieta mediterránea se compone de una alimentación equilibrada y una de las formas de comer más completas y saludables, pues incluye alimentos de todos los grupos que aportan todos los nutrientes:

Glúcidos: Especialmente complejos y fibra. Proteínas: Las de origen vegetal, con pocas  animales. Lípidos: Gran presencia de los insaturados (aceite de oliva). Vitaminas: Todas. Minerales: Todos. Agua y bebidas: De aporte suficiente (agua, vino, leches fermentadas, zumos naturales de frutas y hortalizas).

Los aditivos

Es toda sustancia que se añade a un alimento de forma voluntaria con la intención de mejorar o modificar sus características organolépticas propias. Prolongar su conservación y estabilidad. Y facilitar su transformación o almacenaje. Se dividen en cuatro grandes grupos:

Colorantes.- Que sirven para dar al alimento un aspecto mas presentable, algunos son naturales y otros sintéticos.

Algunos de ellos presentan cierta toxicidad como la tartracina (E-102), la eritrosina (E-127), y el amaranto (E-123). Especial atención hay que tener con los niños, pues pueden llegar a consumir grandes cantidades de colorantes con chicles, caramelos, pastelitos, etc.

Conservantes.- Sirven para evitar el deterioro de los alimentos por la acción de mohos y microorganismos. Uno de los mas utilizados son los nitratos (sódico y potásico) y los nitritos, que pueden ser tóxicos. Hay que resaltar la alta cantidad de concentración en nitratos que puede llegar a tener la espinaca, para evitarlo es aconsejable hervirla con abundante agua, eliminarla y no recalentar nunca la sobrante.

Antioxidantes.- Sirven para retardar o evitar la oxidación de los alimentos y el enranciamiento de las grasas. Existen principalmente dos antioxidantes sintéticos cuyo empelo resulta ser muy conflictivo, se trata de los derivados del petróleo, el E-320: BHA y el E-321 BHT.

Agentes de textura.- Proporcionan al alimento una apariencia y consistencia agradable, se trata de los  emulgentes, emulsionantes y gelificantes: Agar, pectina, lecitina, goma de guar, etc...

Potenciadores del sabor:- Sustancias artificiales que aumentan el sabor del producto final: Los glutamatos, aminoácidos obtenidos principalmente del gluten del trigo. A dosis elevadas pueden producir "el síndrome del restaurante chino", con nauseas, vómitos, cefaleas, etc.

Blanqueadores.- Utilizados principalmente en la elaboración de la harina blanca o pan blanco, algunos pueden causar alergias como los bromatos o los persulfatos.

Problemas relacionados con los alimentos

Las toxicoinfecciones.- Cuyo responsable directo es el alimento, es el caso de los tóxicos de las setas, los microorganismos patógenos (salmonellas, triquina) o los contaminantes químicos (metales pesados, nitratos).

Las alergias alimentarias.- La responsabilidad reside en el organismo, que desencadena una reacción alérgica con producción de anticuerpos contra un alimento determinado, que no seria toxico para otra persona, ejemplo la alergia de algunas personas al pescado.

Las intolerancias alimentarias.- En este caso, la responsabilidad es compartida: Por un lado el organismo presenta un déficit enzimático, y por el otro un alimento que no podrá ser metabolizado a causa de este déficit, el caso más claro es la intolerancia a la lactosa.

Las falsas alergias.- Se producen en algunas personas al consumir alimentos ricos en sustancias irritantes (histamina, tiramina) como quesos, vinos, embutidos, etc. En algunos casos, alergias e intolerancias son términos que se utilizan de forma indistinta, dado que su diferenciación en algunos casos es difícil.

Alimentos alergénicos.-

Alimentos alergénicos más frecuentes.- Pescado, huevos, crustáceos, leche, apio, frutas rojas y semillas.

Alimentos poco alergénicos.- Chocolate, cerdo, fresas, aguacate, nueces y naranja.

Alimentos excepcionalmente alergénicos.- Uva, col, almejas, castañas, tomate, kiwi, cebolla y ajo.

Intolerancia a la lactosa.-

La lactosa es el azúcar principal de la leche de todos los mamíferos. Cuando la lactosa no se puede digerir ni absorber y llega al colon, se producen gases, diarreas y dolor abdominal. Las personas intolerantes a la lactosa pueden utilizar bebidas vegetales carentes de lactosa: de soja, arroz o avena.

Enfermedad celiaca:

Se trata de una anormal intolerancia al gluten, esta sustancia se encuentra en la mayoría de los cereales (trigo, cebada, centeno, avena) con excepción del maíz y el arroz. Los síntomas son diarrea crónica, hinchazón abdominal, vómitos, anemia y en los niños retraso del crecimiento y alteraciones del carácter.

Se deben evitar los alimentos elaborados con trigo, avena, centeno y cebada, así como los derivados de estos que puedan añadirse como aditivos a caramelos, embutidos, salsas, o alimentos preparados.

HORARIOS DE DIETETICA Y NUTRICIÓN:


Preguntar horarios en el centro.
© 2009 CEMETC-ANDALUCIA - HOME - Nota Legal - Diseño Web Netdesarrollo